Exposición realizada en el Centro Cultural Marcos Valcárcel de Ourense y en el Museo de la Ciudad de Móstoles. El ser humano sigue siendo mi objetivo, pero en este caso trato de mirar hacia el interior. Por eso no vemos cuerpos completos, sino que podemos contemplar rostros de hombres-montaña, robustos, enormes, con expresiones variadas que tratan de transmitirnos estados de ánimo, sensaciones y pensamientos. Porque lo que me interesa es el juego de la expresión, a mímica, quizás el elemento más definitorio para la comunicación.
El prisionero de sí mismo 33 x 16 x 16 cm.
Desdoblamiento de personalidad 60 x 70 x 50 cm.
¡Y tú qué miras! 30 x 30 x 25 cm.
Complementariedad rígida 50 x 45 x 25 cm/u
¡Cómo te lo digo! 30 x 38 x 25 cm.
Contención-Explosión 50 x 57 x 33 cm/u
Soberbia 107 x 81 x 72 cm.
El nacimiento del Superhombre
Escalada simétrica 50 x 45 x 25 cm/u